Se acaban de reunir representantes empresariales, políticos y académicos en la sede de la cámara de comercio de córdoba para firmar un manifiesto que acabe con el problema que supone la confusión en las etiquetas de los jamones ibéricos que se venden en los comercios. Y es que las etiquetas son idénticas tanto en los jamones provenientes de cerdos de razas cruzadas como en los que vienen de cerdos de pura raza ibérica. Para los firmantes, esto supone “un engaño total al consumidor”.

Parece que los líos en las etiquetas de los productos ibéricos nunca terminan y lo único que se va a conseguir es quemar al consumidor y crear una gran desconfianza que se volverá en contra de todos pero sobre todo de aquellos que siguen haciendo las cosas bien, sin intentar engañar a nadie.
Es una pena que no sepamos cuidar un alimento tan preciado como lo es el jamón ibérico y algún día nos arrepentirémos todos.

Podéis ver la noticia entera pinchando aquí

El 90% de los jamones ibéricos vendidos son de cerdos cruzados