El jamón ibérico es probablemente el producto español que más presencia tiene en el extranjero.
Podemos encontrarlo galas tan importantes como los Oscar, en los Master Series de tenis o en la Formula 1 entre otros enventos internacionales que dan la vuelta al mundo.

El jamón ibérico (Pata Negra ham) está conquistando todos los países donde desembarca. En Reino Unido, gracias a la ardua labor de importante chefs españoles, los ingleses ya empiezan a saber reconocer un buen jamón ibérico y su exportación se ha duplicado desde 2008.

En Francia, este jamón ya lleva bastantes años enamorando a todo el que lo prueba y seguramente su entrada en el mercado francés haya sido más sencillo debido a que los franceses ya sabían lo que era un jamón curado puesto que tienen el jambon de bayonne, que no tiene nada que ver con nuestro jamón ibérico de Bellota pero que sin duda ayuda a introducir el producto en ese país. Por lo tanto, el “Jambon Pata Negra” tiene muy buena aceptación enFrancia y cada vez gana más adeptos.

En Italia ocurre un poco lo mismo, tienen una larga costumbre sobre el jamón curado, con su jamón estrella, el prosciutto di Parma, que nada tiene que ver con nuestro jamón ibérico (Prosciutto Pata Negra) pero que sin duda ha ayudado mucho a que nuestro jamón ibérico tuviese una gran aceptación entre los italianos.

En otros países como Estados Unidos, su introducción ha sido muy lenta y complicada ya que las autoridades establecen unos estrictos controles de calidad que obligaron a aquellas empresas interesadas en exportarlo, a realizar importantes inversiones en sus fabricas. Los permisos son muy recientes ya que hasta 2005 no se podía exportar jamón ibérico en Estados Unidos.

Otro país complicado pero que ha creado grandes expectativas es China. En este país se empezó a exportar en 2008 después de haber tenido que adecuar sus instalaciones a los requisitos de las autoridades sanitarias chinas.
Las exportaciones van creciendo a grandes pasos, habiendo pasado de las 2,6 toneladas de 2009 a las 9,9 de 2010 y las 13,1 de 2011.

En Rusia, comen jamón desde hace tiempo pero su consumo se empezó a popularizar desde mediados de la década pasada. Los responsables han sido los turistas Rusos que han visitado nuestro país, que lo prueban en España y se lo llevan a su país, dándolo a conocer así a otros compatriotas. En 2011 se exportó jamón ibérico a Rusia por valor de 160 millones de euros.

Por eso, viendo que nuestro jamón es una gran joya de la gastronomía española que enamora ahí donde va, cuidémoslo y démosle toda la atención y medios que se merece para triunfar en todo el mundo.

El jamón ibérico en el mundo