partes jamon iberico

Degustar un jamón ibérico es todo un proceso ritual, en donde debemos conocer algunos conceptos e información para disfrutar al máximo de este producto gourmet.

No sólo basta con saber qué jamones comprar o cómo cortarlos, sino que es necesario que conozcamos las partes del jamón ibérico para provechar la pieza al máximo. En MundoIbérico ya hemos visto esto en fotografías, aquí ampliaremos la información para tener en claro a que se refiere cada parte del jamón ibérico:

Maza: es el nombre que recibe la pata de jamón ibérico y en donde se encuentra la mayor cantidad de carne. La maza es lo que empezamos a consumir en una pata de jamón, allí hay la mayor infiltración de grasa en la carne.

Contramaza: parte opuesta de la maza, es más estrecha y curada que la maza, con mayor consistencia. Tiene poco contenido graso y es el lugar por donde se contínuan los cortes, una vez que se ha consumido toda la maza.

Babilla: está ubicada debajo de la maza y delimitada por los huesos fémur y coxal. Es la zona menos jugosa. Si el jamón no será consumido en mucho tiempo, se recomienda comenzar por la badilla, así no se pierde el sabor y los aromas de la maza.

Punta: es el extremo opuesta a la pezuña de la pata de jamón ibérico. Es sabrosa y posee mucho contenido graso. A veces es algo salada si no está bien protegida por una capa la capa de grasa amarillenta, que cubre a toda la pieza.

Jarrete y caña: partes del jamón, ubicadas antes de la pezuña. Allí la carne es dura y fibrosa, generalmentese usa para extraer tacos de jamón.

Fuente: Publispain

Jamón ibérico y sus partes
Tagged on: