Cerdos ibéricos

 

 

 

 

 

 

 

 
La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, ha asegurado que no hay “absolutamente ningún dato” que haga pensar que la gripe A (H1N1), haya afectado al consumo de carne de cerdo ni al precio de estos productos en el mercado comunitario.

En declaraciones a los medios a su llegada, el 25 de mayo, a la reunión de ministros de Agricultura y Pesca de la UE en Bruselas, donde abordarán las dificultades del sector, Espinosa dijo que “no es cierto” que con la aparición de la gripe A el consumo de carne y productos derivados del porcino haya bajado.

Las dificultades del sector vienen “con anterioridad” a los primeros casos de la enfermedad y se sitúa en “un contexto de crisis (económica y financiera) internacional”, explicó. A juicio de la ministra española, el sector agroalimentario está “resistiendo bastante bien” los efectos de la crisis, aunque admite que “algunos subsectores, por diversos motivos”, se están viendo “afectados”.

Espinosa recalcó que algunas actividades agroalimentarias pueden verse afectadas por la crisis, pero “nada tiene que ver con efectos indirectos por el desconocimiento de la gripe A”.

La gripe A no ha repercutido en el consumo del porcino