cerdo_raza_iberica

Los cerdos ibericos son la materia prima de los jamones ibericos, animales únicos en la región que permiten estos productos de calidad. El cerdo iberico es un animal capaz de acumular grasa bajo la piel y/0 infiltrarla en los tejidos, característica de sabor y aroma de los jamones.

Cada cerdo pesa entre 100 a 150 kilos para la hembras, mientras que el macho alcanzan los 200 kilos. Criados en montanera, los cerdos ibéricos no pesan más de 175 kilos, por la riqueza de alimentos que encuentran en la dehesa. Su pezuña, el rasgo más característico, es negra en el extremo, aclarándose un poco hacia arriba.

De acuerdo a la tonalidad de su piel y pelaje, encontramos cerdos ibericos:

Negros: animales con mayor proporción de grasa y tiene dos subvariedades, la lampiña y la entrepelada.

Colorados: que se subdividen en: rubio campiñesa, retinta extremeña y machada de Jabugo, de color rubio con manchas negras o oscuras.

Torbiscal: variedad sintética creada por el Servicio de Investigación Agraria de la Junta de Extremadura. Está formada por dos líneas españolas y dos portuguesas.

Si bien actualmente existen cruces entre cerdos ibéricos y otras razas de cerdos, el consejo regulador de las denominaciones de origen establece que el jamón ibérico debe contener como mínimo 75% de cerdo iberico para ser un producto de excelente calidad, por lo cual los cruces se realizan entre hembras puras ibéricas y machos de otras razas.

La raza de cerdos ibericos
Tagged on:                         

One thought on “La raza de cerdos ibericos

Comments are closed.