Muchos de nosotros creemos saber perfectamente que es el jamón ibérico pero después hablamos de  jamón de Jabugo, jamón de ” Pata Negra”, Bellota, Recebo, Cebo… en definitiva, mezclamos terminos.

¿Conocemos bien cual es el significado de jamón ibérico y que requisitos debe cumplir el jamón para que se pueda considerar ibérico?

Pues bien, hoy vamos a repasar algunos términos basicos y requisitos que haran que tengamos las ideas más claras respecto al jamón ibérico.

Se considera jamón a la parte trasera del cerdo ya que la delantera se llama paleta y tiene un peso inferior al del jamón.

Para que un jamón se pueda considerar ibérico, tiene que proceder de cerdos ibéricos, aunque se producen cruces con el cerdo Duroc. Este cruce está permitido siempre que el 75% de la sangre sea de cerdo ibérico.
A mayor presencia de cerdo ibérico mayor calidad en el jamón ibérico.

Dentro de los jamones ibéricos tenemos tres calidades:

Jamón ibérico de Bellota: el cerdo entra en montanera con aproximadamente 100 kilos y repone un 60%  de su peso a base de bellotas y hierbas que encuentra por el monte.

Jamón ibérico de Recebo: El cerdo repone un 30%  de su peso a base de bellotas y hierbas y el resto lo hace a base de piensos naturales.

Jamón ibérico de Cebo: el cerdo se alimenta a base de piensos.

Si en un anuncio o etiqueta no aparece ninguna de las tres calidades y sólo se aprecia la palabra “jamón ibérico”, se entiende que es de cebo aunque lo normal es que quede reflejado para no confundir al consumidor.

El jamón ibérico puede tener cuatro denominaciones de origen.
Jamón ibérico de Extremadura, de Huelva, de Guijuelo o del Valle de Los Pedroches aunque se está intentando cambiar la de Huelva por la de Jabugo ya que este nombre es mucho más popular entre los consumidores.

¿Que es el jamón ibérico?